Las modificaciones del ROTT en materia de titulación no afectan a los conductores asalariados

La modificación del ROTT en la que se plantea la necesidad del título de bachiller para los transportistas no afecta a los conductores asalariados, solamente es de aplicación para la obtención del título de capacitación necesario para establecerse como autónomo, falsos autónomos o capacitar a una empresa.

Ante la alarma que se está generando con la noticia de la exigencia del título de bachiller para los profesionales del transporte, desde este Sector de Transportes de UGT queremos puntualizar lo siguiente:

  • Esta modificación no afecta a los conductores asalariados actuales, ni los que quieran acceder a la misma como tales.
  • Desde nuestra organización, no valoramos la medida dado que solo afecta aquellos que necesitan el título de capacitación para establecerse como trabajadores autónomos, falsos autónomos o capacitar a empresas, siendo dichos colectivos representados por otros organismos.
  • Cuantitativamente el número de trabajadores es en porcentajes abrumadores mayoritariamente personal asalariado, por lo que no se puede esgrimir este argumento como la causa de falta de profesionales en el Sector
  • La verdadera causa de la falta de profesionales, la venimos denunciando desde UGT de forma continua, y no es otra que los bajos salarios que se pagan, para un personal al que además de exigirse una cualificación importante tienen unas condiciones laborales que no se compensan, tales como: Trabajo nocturno, penoso, en domingos y festivos, con desarraigo fuera del hogar, etc; todo ello en la mayoría de los casos por poco más del salario mínimo interprofesional.
  • En base a lo anterior, instamos a las organizaciones empresariales a pactar condiciones de trabajo que mejoren las actuales, a la vez que se reconozca económicamente el esfuerzo que realizan estos profesionales.
  • Por último, recordar e instar una vez más al Ministerio para que tenga en cuenta las solicitudes realizadas por UGT para el reconocimiento de esta profesión como penosa, y establecer los necesarios coeficientes de reducción que, al igual que ocurre en otras profesiones, permitan una jubilación anticipada.